domingo, 28 de diciembre de 2008

El precio de la gloria

¿Cuál es? Algo tan común y todos, como mínimo, nos paramos a pensar unos segundos antes de responder.

Cada uno establecerá una variable x que depende de su contexto socio-económico-ideológico que ha ido mamando de su sociedad (y que la sociedad le ha obligado a mamar) y, sobre todo, de su familia. Pero hay alguna vez que se escapa a ese círculo, circunstancias expcetuales que te abren los ojos, echándo por tierra las enseñanzas previas.

Así es. Para mí, en mi modesta sociedad pueblerina, atrasada, pobre e iletrada, el valor de la gloria era simplemente vivir, lo mejor posible, pillando a la primera moza que pasara por delante, sin nisiquiera pararte a ver si estaba buena, no estamos para derrochar. Nunca, en un contexto zamorano, la idea ha sido vencer; no hay más que ver a los 3-4 que lo han logrado: Ángel Nieto (renunciando), Verónica (portada de una revista, renunciando), etc... Ellos escapaban al contexto para demostrar que no estaban de acuerdo con esta sociedad, llegando a "triunfar" en lo que ellos querían mientras el resto de la sociedad zamorana se dedicaba a quejarse porque no hacen cosas o porque las que se estan haciendo (por ejemplo........... pues............ ensucian; que más da, si el caso es quejarse).

Lo visto es que 4 gatos han sido los afortunados a escapar a esa red que te atrapa desde chico, que te come la vida, o al menos aquí, el ansia de superación, de lograr ser mejor que alguien.

Pero está claro que no todo el mundo puede ser asi, por desgracia. Cuando alguien pone miras a algo más alto, con llorar basta para joderle el sueño. Todavía recuerdo, lleno de ilusión mi última participación en un torneo en el que oí por última vez: "Si yo no salgo, tú tampoco", "Si yo me quedo, tu te quedas", "Si yo pierdo, tú pierdes", "Si yo no soy nadie, tú tampoco".

Porque yo ya no soy tan mayor para poder ser inmaduro ni soy tan jóven como para ver la vejez lejana.

3 comentarios:

M@r@ dijo...

Pues la verdad esque tienez razón,sobre todo en eso de que los Zamoranos nos estamos quejando siempre de todo y no ponemos de nuestra parte por ningun sitio...

En fin...Una sociedad que nos ha tocado vivir...

Anónimo dijo...

Bueno, creo que todo esto está cambiando, cada vez más las nuevas generaciones saben lo que está pasando y esperemos que en un futuro no muy lejano podamos seguir progresando al mismo ritmo que el resto del país.

Orgullo ;)

Yo dijo...

Con la de cosas ocurrentes e ingeniosas que se te ocurren:¿Por que te sientes obligado a escribir semejantes gilipolleces pretenciosas?

Me enfermas cuando eres un cobarde porque no quieres ser tu mismo,¿Que coño odias tanto de ti?¿Y que es lo que eres incapaz de esperar de los demas?

Las redes a nigeria es ingenioso, tu cinismo sobre las mujeres y lo caras que resultan es ingenioso e increiblemente mordaz,"El precio de la gloria" apesta a Robus,apesta a gilipollez pretenciosa, de hecho,creo que Robus es una gilipollez pretenciosa en si misma.

Odio a Robus.