jueves, 8 de enero de 2009

                Ella

La vi por la calle. Me miró, le miré, nos miramos.

No podía acabar ahí. Tenía que seguirla. Pero sin hacerlo, no quería quedar mal. Asique sigilosamente vi a donde iba, para encontrarmela otro dia.

Le perdí la pista en la biblioteca, pero no me desilusioné. Era bastante. Entré, a la media hora de hacerlo ella. Le pregunté a la bibliotecaria: "viene a diario". Dios mío, que encima es inteligente, ¿Puede ser mejor? Desde luego en ese momento no.

Al dia siguiente, con algo de ojeras por no dormir. Me ducho, me perfumo, me peino y me visto, de domingo, como no, como un dia de diario. ¿Que impresión se iba a llevar de mí sino? Asique fui a la habitación de mi madre y cogí el primer libro que vi "Pablo Neruda" ¿Y quién es este jambo? Googleo: poeta chileno y conocido (toma toma) lo bordo.

Me dirijo a la Plaza de la Marina española. Con nervios, busco. Me ha parecido verla 20 veces, pero no era ninguna. Empiezo a perder la ilusión, se retrasa. Llevo.... 1 minuto esperando. Bueno, relajate, no debes ser impaciente, ella aparecerá. Aparece.

Me levanto, la sigo, si me ve donde ayer puede sospechar. Sigue Santa Clara todo recto. ¡Ya sé! Acorto por una paralela y me cruzo en la Plaza Mayor. Lo hago, me vuelve a mirar. Más que a mi, al libro. ¡Ha funcionado! Me sonrie. Soy el hombre más feliz del mundo.

Ahora si. Tengo excusa. "No te rias, ¿Acaso no te gusta el chileno este?". "Sí, claro, como no". "Ayer coincidimos en la biblioteca, la verdad es que me suenas de verte por ahí, por eso te conozco". "¿Sí? Pues tu a mí no me suenas salvo de ayer". "Casualidad, ¿Vamos juntos?". "Claro".

Dios mio. Hoy follo. Si la tengo rota. Esta es la mia. Tengo que ser romántico e inesperado. ¿La beso? No, es precipitado. Y si la abrazo es peor. Piensa joder, piensa. Si hubieras leído los libros de amor del colegio... Bingo. Pero debo hacerlo en la biblioteca.

Estamos sentados, juntos. Cierto, no me mira, está leyendo. Pero quiere que le hable, lo sé. "Oyes, ¿Qué lees?". "Scchhhh" (me replican inmediatamente). "Perdón, perdón". Bueno, lo haré sin más. Le cojo la mano porque aquí no puede hablar, si es que pienso en todo, y le escribo mi número de teléfono.

Pero que cojones haces, gilipollas. ¿Soy un folio o qué? "Perdón yo sólo trataba de ... Yo pensé que tú ...". "Yopenseque y yocreíque..."

La gente nos miraba. Se me cayó el mundo. Me fui corriendo. No podría volver ahí, por dios. ¡Que verguenza!


De todas maneras, y pensandolo mejor. Ni iba a volver ni siquiera la conocía a ella. No pierdo nada.

.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

macho si lo que cuentan x aki es verdad que te biografien yo me lo compraria

robus dijo...

Se puede saber quien eres? xD

Ale dijo...

yo no reduzco porqe asi esta bien¬¬ y deja de ir a la biblioteca si no es para estudiar¬¬

Sir Kronen dijo...

Lo intentare leer luego, peor he leido que alguien que va a la biblioteca a menudo es inteligente y me he acordado de Cassano y no he podido seguir leyendo xDDDDD

robus dijo...

Es una historia ficticia! xD

Además es a la de viriato, no a la del campus.

Anónimo dijo...

Vaya días te pegas en la biblioteca maxo, menos estudiar de todo eeee XD


Orgullo ;)